Las auditorías lumínicas de las instalaciones de alumbrado público tienen como principal objetivo la mejora de la eficiencia y el ahorro energético de las mismas; además, también tienen gran importancia en el diseño de un nuevo sistema de alumbrado.

Tras la auditoría lumínica del alumbrado se tiene conocimiento de:

  • Cada modelo de luminaria instalada
  • Tipo de alimentación eléctrica
  • Disposición física de los componentes en el interior de la luminaria
  • Distancias y alturas de todos los puntos de luz

Las bombillas LED deben funcionar a temperaturas por debajo de unos 80 ºC para garantizar las 50.000 horas de vida útil que otorgan la gran mayoría de fabricantes. Por tanto, es necesario conocer el modelo y disposición de los componentes en la luminaria para poder ofrecer la mejor solución posible en cuanto a disipación de calor.

Una de las principales ventajas que tiene la tecnología LED es su capacidad de regulación, muy útil para este tipo de instalaciones, pudiendo reducir la potencia consumida en horas en las que no sea necesario aportar la totalidad de la misma. Energesis tiene un acuerdo de comercialización de un modelo de bombilla LED de larga duración y bajo coste desarrollado por la Empresa de Base Tecnológica ILLUMNIA.

Durante el diseño fotométrico se seleccionará la potencia, temperatura de color y el tipo de lámpara más adecuado para cada instalación, de tal forma que su vida útil sea máxima y se cumpla con los requisitos mínimos de iluminación marcados por el reglamento aplicable.

energesis group S.L. All rights reserved